Sin importar a donde nos lleve nuestro viaje, siempre existe la posibilidad de ser víctima de ladrones, individuos que saben que los turistas representan (en muchas ocasiones) presas fáciles para cometer sus robos.

Hacemos mucho énfasis en esto porque no pretendemos en este artículo apuntar el dedo a ningún lugar en específico; fuera de algunas localidades que en realidad no son recomendables debido al peligro que representan para los turistas. Pero, todas las ciudades del mundo y muy en especial las ciudades de gran afluencia turística; están acompañadas del riesgo de ser robados, y si tenemos  “suerte” esto será de forma pasiva.

Hoy Mundo en Latino quiere darte una serie de tips, que sin importar en donde estés realizando tu travesía, puedas disminuir el riesgo de ser despojado de tus valiosas pertenencias.


1. Estudia bien tu destino.

Este es sin duda lo mejor que te podemos recomendar; ya sea por medio de páginas como Mundo en Latino, blogs de otros viajeros o libros de viaje. Antes de salir, trata de conocer lo más que puedas del lugar al que te diriges. Pregunta a otros viajeros acerca de sus experiencias. Si no has tenido tiempo o lo has olvidado, acércate al personal del hostal u hotel.

Averigua cuales son los barrios en los que debes tener más cuidado; además de cuales son las costumbres más seguras en cuanto a usar transporte público. Estas son las formas más comunes en las que los ladrones operan (carteristas, robo a mano armada, etcétera).

Aprende algunas frases que puedan ayudarte si algo sucede. Este artículo puede ayudarte con ese punto:  Frases prácticas para viajeros (en 4 idiomas)


2. Usa camuflaje.

Flip flops, sombrero, lentes de sol y mochila a la espalda,  cámara colgada al cuello, selfie cada 100 metros, solo falta tatuarte en la frente la palabra “TURISTA”.

Entendemos la parte de la comodidad y el deseo de externar tu gusto por el viaje a todo el que te rodea; pero entre más te veas como la gente local, menos llamaras la atención de estos mal habientes. Se inteligente; mézclate con la gente, y actúa todo el tiempo como si supieras en donde estas, como si fuera un lugar por el que transitas normalmente. Tu lenguaje corporal es de suma importancia, ya que el parecer perdido, te convertirás en una luz verde para los robos.


3. Cuida lo que tienes a la vista de los ladrones.

ladrones

De nuevo, la cámara al cuello, joyería, ropa muy llamativa, el iPad para ver el mapa de la ciudad; todas estas son las cosas que los amantes de lo ajeno ven como una oportunidad.

Es entendible que muchas de estas cosas son parte fundamental de tu viaje, pero se responsable en la forma en la que las muestras, por ejemplo, no te detengas a revisar tus fotos a media plaza o en el subterráneo de camino al siguiente punto, si tienes memoria suficiente espera al hotel, o de lo contrario hazlo en un lugar seguro y poco transitado por ejemplo al interior de un restaurante.

Tu billetera siempre de frente, si es que no tienes algún lugar secreto donde guardar tu dinero. Si lo debes hacer,  mochila pequeña para llevar tus gadgets y cámaras siempre es mejor que tu back pack entero.




4. Cuando te sea posible viaja acompañado.

Con esto no queremos decir que se deba viajar con paranoia, solo que si alguien se te acerca por detrás para abrir con una navaja tu mochila, alguien de tu grupo podrá advertirte, además que el ladrón lo pensara dos veces antes de actuar en una persona que viaja acompañada.

Trata siempre de viajar en grupo cuando vayas a lugares con muchos turistas, de esta forma siempre podrán cuidarse todos entre sí, y estar mucho más pendientes de la situación que les rodea.

Y si estas viajando solo, que mayor oportunidad para hacer nuevos amigos de viaje. Pregunta en donde te hospedes posiblemente muchos de los que están ahí tienen planes similares a los tuyos para el día.



Booking.com


5. Confía en tus instintos.

Nada mejor que un poco de instinto y sentido común para prevenir cualquier situación indeseada. Si tu sientes que algo “huele mal” es el momento de cambiar de lugar, no entrar a ese bar o buscar ayuda.

Observa tu entorno, movimientos extraños, personas sospechosas, rutas de escape.

Mucho sentido común, a veces la emoción del viaje hace que nos olvidemos de las cosas más básicas: No dejes tus cosas sin vigilancia por más que te digan que estas en la ciudad más segura del mundo, cierra siempre tu cuarto de hotel y si estas en un hostal, ponle candado a tu maleta si es que no hay lockers donde guardarla.

Si bebes, trata de contenerlo a un nivel de conciencia, gente saliendo de bares son siempre un blanco para ladrones.


¿Y si algo pasa?

Guarda la calma, no trates de enfrentar a nadie. Trata de guardar en tu memoria todo lo que ves, lugares, sonidos, ropas, personas inclusive aromas. Si estas en un lugar público; es posible que exista un policía o personal de seguridad en los alrededores.

Haz la denuncia pertinente y coopera con las autoridades.

Leer más



COMENTARIOS