La famosa cerveza alemana. Existen muchas cosas que nos evocan una relación con lugares y momentos. Ya sea por conocimiento vivencial o por adquirido; nuestro cerebro tiende a crear iconos que nos ayudan a recordar con mayor facilidad. En el caso de los países es muy común hacer este proceso con comidas y bebidas locales; y la experiencia alemana no es la excepción.

Así como para México es el Tequila o en Perú el Pisco, para Alemania es la cerveza. Sin lugar a dudas uno de los países con más tradición cervecera en el mundo.

Este artículo no pretende sumergirse en  el eterno debate de si la cerveza alemana es o no la mejor del mundo, solo es una sencilla guía para todos nosotros que sin importar género o nacionalidad gustamos de beber una (o más) cervezas.

Debido a la rica variedad de cerveza alemana y con la intención de no dejar fuera alguna de importancia este artículo será realizado en dos entregas.

Empezemos pues…

1. Pilsner.

Posiblemente la cerveza  más consumida a nivel mundial, no así la más sencilla de elaborar. De origen en la ciudad de Plzeň (Pilsen) , una ciudad en Bohemia en lo que hoy se conoce como la República Checa se creó utilizando las técnicas Bávaras de fermentación. Los alemanes en respuesta crearon la Helles que por su sabor predominante de malta es considerada a veces como una “especie” aparte. Más tarde los alemanes elaborarían sus propias Pilsners.

Esta cerveza lager es de color amarillo pálido a dorado, y tiene un golpe amargo de lúpulos florales o especias. La versión alemana tiende a ser más amarga que la Checa pero ambas se caracterizan por ser refrescantes y ligeras al beber. La Helles es en general mas dulce que sus “hermanas”.


2. Märzen

Esta lager originaria de Bavaria. Conocida como “la cerveza de Marzo”, toma su nombre de una ley local de 1553 en Bavaria que decía que la cerveza solo podía elaborarse del 29 de Septiembre al 23 de Abril. Por tal motivo, se fermentaba solo en Marzo para permitir que la producción durara mientras transcurría el periodo de “prohibición”.

Sin lugar a dudas la cerveza alemana “emblema” del Oktoberfest, va desde los colores ambar (Helles Märzen) hasta los cafés obscuros (Dunkles Märzen), de cuerpo medio a robusto con un sabor fuerte a malta y ligeramente seca,  el sabor de cualquier Märzen nace de la malta y nunca  de lúpulos.


3. Altbiers y Kölschla rivalidad en cerveza alemana.

Altbiers y Kölsch

Hemos puesto ambas en la misma categoría por dos motivos principales.

Primero, que su especial proceso de fermentación es similar.

Pero también por la conocida  la rivalidad entre los consumidores de ambas cervezas en el estado de Nordrhein-Westfalen digna de un clásico River-Boca.

Altbier.

Es producida primordialmente en Düsseldorf, su nombre viene del proceso antiguo de usar levaduras de alta fermentación alemana y maltas oscuras a temperaturas mas frías de las usadas generalmente para las Ales.

De tono cobrizo obscuro y fuerte sabor de lúpulo, suele tener un 5% vol. de alcohol.  Aunque existen variedades más fuertes llamadas “Sticke” o “Doppelsticke

Kölsch.

Es una ale producida en Köln ( Colonia ) y sus alrededores,  que tiene un proceso de fermentación alto más frio que lo común, pero no tan frio como la Altbier, cabe mencionar que es una de las pocas cervezas a nivel mundial protegidas con denominación de origen.

Es fácil de tomar y presenta un color claro con el distintivo sabor floral de los lúpulos alemanes.



Booking.com


4. Bock.
cerveza alemana

 

Es una lager fuerte que inicia su historia en el siglo XIV, tan variante como sus estilos, detallarla requeriría un tomo entero, pero trataremos de darte un rápido paseo por el mundo de la Bock.

Bock Tradicional.

De colores claros que varían desde el cobre pálido hasta el café. (6.3%–7.2% vol.) El sabor tostado y fuerte los lúpulos debe de sr casi sino imperceptibles.

Maibock (Helles Bock).

Más clara que la tradicional su color va del dorado al ámbar claro y con lúpulos más fuertes de sabor, mantiene la fortaleza en volumen de alcohol. (6.3%–7.2% vol.).

Doppelbock.

Una versión más fuerte de la Bock Tradicional (7%–12% vol.). De colores que van desde el dorado obscuro hasta el café obscuro, nunca es clara. Tiene aroma a malta y un sabor ligerante tosatdo.

Eisbock.

Originaria del Distrito de Kulmbach, esta especialidad se prepara  congelando parcialmente una Doppelbock para posteriormente remover el agua congelada lo que propicia que se concentren tanto el sabor como el contenido de alcohol (9%–13% vol.).

Como dato curioso una casa cervezera produce una Eisbock con 57% vol. conocida como Schorschbock.

Weizenbock.

Producida con más trigo que cebada  en Bavaria utilizando maltas de Munich y fermentando levadura de trigo en alto.

Terminamos entonces la primera mitad de esta guía, esperando que haya sido de tu interés, la próxima semana tendremos la segunda y final parte.

Link a la segunda parte: CLIC AQUÍ.

Si estas más interesado en datos sobre Europa te recomendamos este artículo sobre curiosidades para ampliar tu conocimiento en relación con esta maravillosa parte del mundo: 14 Datos y Curiosidades de Europa.

Zum wohl!

Leer más



COMENTARIOS