El uso de sistemas de automóvil compartido ya se ofrece en muchas ciudades de importancia turística y, por lo tanto, también es potencialmente interesante. Sin embargo, existen obstáculos que aquí en Mundo en Latino queremos mostrar para que seas tú quien decida si quieres o no usar esta opción como medio de transporte.

Teniendo en cuenta que el Sistema de Auto Compartido es dado dentro de las ciudades, también te mostramos una manera de desplazarte de una ciudad a otra con este artículo: Viajando en Tren por Europa (EURAIL PASS)

1. En la actualidad.

Compartir coche es muy común en el Reino Unido, Bélgica, Suiza y los Países Bajos. Aunque cabe reconocer que Francia también ha hecho progresos significativos en los últimos años debido al alto volumen de tráfico, siendo este un modelo que vale la pena en las metrópolis para los proveedores.

Este sistema nace con el fin de ahorrar gastos y contaminación; además de que contribuye a disminuir el tráfico. En ciudades como Madrid por ejemplo; algunas empresas como “Everis” han realizado contratos con compañías para brindar este servicio de auto a sus trabajadores. De esta forma, un trabajador puede utilizar los autos, que se encuentran estacionados en diferentes puntos de la ciudad; y a través de una tarjeta inteligente, pagar solo un monto por el tiempo que ha utilizado el auto para desplazarse.

Por lo descrito, para viajes a otras ciudades o países, el automóvil clásico es más adecuado, explica Drivenow (Link AQUI). De todas maneras; compartir coche es una opción si el vacacionista ya está en el sitio, y va a pasar mucho tiempo en dicha ciudad. Claro esta también, que la oferta aún se limita a las principales ciudades de Europa occidental como parte de un fenómeno de las zonas urbanas y de las economías desarrolladas. Pero la opción de registrarse previamente desde su país de origen en una de las compañías que dan estos servicios; puede en definitiva, ahorrar en gran manera los gastos de transporte.


2. La realidad para el registro de nuevos clientes.

El registro para entrar en este sistema de auto compartido lleva algo de tiempo; por lo que este sistema para los que no están muy bien informados puede no representarles una ventaja.

Al final se recomienda poder averiguar cuales son las compañías que ofrecen este servicio en la ciudad a la que vamos a visitar; y además ubicar los puntos en los que uno puede recoger y dejar los automóviles. De esta manera podremos ahorrar en tiempo el uso del auto en función a las actividades que programemos. Todo ello nos permitirá llevar un programa de los lugares a los que visitaremos; además y del tiempo en el que el auto esté con nosotros. De esta forma será más rentable utilizar este servicio, en ves de un taxi o un auto alquilado.





3. Accidentes y seguros.

Hay algunas especificaciones especiales cuando se comparte coche en este sistema. En general, uno puede contratar con los proveedores por poco dinero un paquete de seguridad para minimizar el daño en caso ocurra algún accidente. Sin embargo; el precio y la cobertura difieren debido a las diferentes compañías de seguros en cada país. Se recomienda entonces comprobar los términos y condiciones del contrato para no llevarse ninguna sorpresa.


4. Nuestra recomendación.

Compartir coche en vacaciones es básicamente posible, pero solo en las grandes ciudades. Prácticamente es una ventaja significativa para las personas que se registran en el sistema con antelación a su viaje; y aunque compartir coche nunca ha sido principalmente un sistema de movilidad para turistas, la demanda turística ha aumentado en los últimos años; representando una alternativa cada vez más viable y atractiva como herramienta de transporte de quienes la saben usar con inteligencia.

Por último cabe mencionar también, que una de las ventajas más importantes para los turistas; es que mientras te desplaces por la ciudad no tendrás que preocuparte por donde estacionar. Estos autos tienen en sus estaciones un lugar propio, lo que reduce significativamente la perdida de tiempo en busca de un lugar disponible.

Leer más