Francia es una verdadera joya que puede mantener ocupados a los viajeros más inquietos durante meses. Imagina pintorescas ciudades medievales, lugares de surf, soleadas costas mediterráneas, vino y queso en variedad. En términos de opciones, Francia es difícil de superar. Cada ciudad tiene su propia identidad, y las riviera hace honor a su fama.

Francia es una verdadera joya que puede mantener ocupados a los viajeros más inquietos durante meses. Imagina pintorescas ciudades medievales, lugares de surf, soleadas costas mediterráneas, vino y queso en variedad. En términos de opciones, Francia es difícil de superar. Cada ciudad tiene su propia identidad, y las riviera hace honor a su fama.

Lo mejor de todo esto, es que viajar en Francia no tiene que costar una fortuna. incluso en las ciudades más caras como París , hay muchas formas de ahorrar dinero. Aqui te decimos como: Como Ahorrar Tiempo y Dinero en Paris.

Aquí está nuestra selección de los mejores lugares en Francia para visitar para un viaje de verano inolvidable.

1. Rocamadour.

Francia

Rocamadour se encuentra en una ladera en el suroeste de Francia. Es una de las ciudades más emblemáticas de la Dordoña. Este impresionante Patrimonio de la Humanidad conquistará tu corazón al instante. Descubre el castillo de Rocamadour y deambula por las hermosas calles de la ciudad. Si estas cerca de Toulouse, Rocamadour es el lugar perfecto para una excursión de un día. Podrías alquilar un coche con algunos amigos del albergue para ahorrar dinero. Y hacer el viaje de menos de dos horas. Si necesitas aún algo más para convencerte, Rocamadour también es famoso por su cremoso queso de cabra.


2. Lille.

Cerca de la frontera belga, encontrarás Lille. Una de las mejores ciudades de Francia para una escapada económica y relajada. Hay innumerables cosas que puedes hacer en Lille. Visitar el gran Museo de Historia Natural, o la llamativa Ciudadela de Lille del siglo XVII. En Septiembre, puedes encontrar del mercado de pulgas más grande de Europa.


3.Dune du Pilat.

No creerás que este lugar esté en Europa hasta que lo veas con tus propios ojos. Imagina una enorme duna de arena blanca, con el mar a un lado y los bosques al otro lado. La Dune du Pilat en el sudoeste de Francia debe de estar en tu lista de deseos para visitar.

Debes saber también que es la duna de arena más alta de Europa y un hermoso y tranquilo lugar. A pesar de su creciente fama en Instagram. Desde Burdeos solo necesitarás una hora en coche, lo que lo hace un destino perfecto para un viaje de un día.


4. Collonges-La-Rouge.

Collonges-La-Rouge se encuentra en la región francesa de Nouvelle-Aquitaine y hace honor a la palabra ‘rojo’.. Esta gran pequeña comunidad tiene más de 1000 años. Imperdible es  ir a visitar la hermosa Maison de la Sirène y las casas que bordean sus calles en el pueblo. Sin duda, es uno de los mejores lugares que puedes visitar en Francia.


5. Niza , la joya de Francia.

Niza es para cualquier comunidad de viajeros uno de los centros turísticos más famosos de Francia. Es realmente sorprendente, porque la mayoría piensa que es increíblemente caro. Pero también es posible visitar esta hermosa ciudad francesa a un precio razonable. Con albergues a partir de 12 € por noche, un montón de cosas gratis para hacer. Playas impresionantes y deliciosa comida callejera. Definitivamente probar el famoso snack ‘socca’, que es una crepe saludable de harina de garbanzo y aceite de oliva.

Booking.com

6. Etretat.

Con acantilados blancos, dramáticas formaciones de piedra, aguas turquesas y playas de arena, Étretat es una de las ciudades más bellas de Normandía. No solo eso, también alberga un impresionante parque de esculturas. El  Jardins D’Étretat, que es uno de los lugares más hermosos y más locos de Francia. Te sorprendería saber que incluso algunos franceses nunca han oído hablar de este lugar.  En la cima de las rocas que miran a la bahía se encuentran los jardines, llenos de enormes cabezas que hacen muecas y extrañas figuras de paja.


7. Hossegor.

Los fanáticos del surf Hardcore conocerán este pequeño lugar en el suroeste de Francia. Para los principiantes, Hossegor es uno de los mejores destinos de surf en el mundo. todo esto, gracias a las aguas cálidas, las olas increíbles y la comunidad amigable de surf. Además de surfear, se pueden hacer muchas más actividades en Hossegor; como el remo de pie, windsurf, skate, ciclismo y senderismo.


8. Issigeac.

Issigeac, ubicado en Périgord, es un pequeño pueblo medieval lleno de historia. Con menos de 1000 habitantes, puedes tener una experiencia relajada y auténtica aquí. Camina por las calles empedradas, entra en la hermosa iglesia de Saint-Felicien d’Issigeac. Disfruta de una cerveza francesa en la terraza de uno de los muchos bares locales. Si vienes los domingos, definitivamente tienes que ir al mercado semanal.


9. Burdeos.

Bordeaux se está convirtiendo rápidamente en uno de los destinos de escapada urbana más a la moda de Europa. La región es ya conocida por su excelente vino. Pero la experiencia de Burdeos viene con una fantástica escena gastronómica. Si tienes tiempo entre comer y beber, hay hermosos paseos junto al río, así como pequeñas tiendas vintage.


10. Mont Saint-Michel.

Mont Saint-Michel es 100% real y aún más hermoso en la vida real que en una foto. Por esto, y más es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Puede llenarse mucho durante las vacaciones y los fines de semana. Así que si te es posible visita este lugar entre semana. Así, no encontrarás demasiadas personas.


11. Castelnaud-la-Chapelle.

Este pequeño pueblo en la Dordogne tiene que ser uno de los lugares más bellos de Francia. Las calles pintorescas y los porticos rústicos de madera son como un cuento de hadas. Y la vista desde el Chateau de Castelnaud, que domina la aldea, es irreal. Desde la ciudad más cercana, Burdeos, se tardan aproximadamente dos horas y media en coche. El tiempo volará a la vista del impresionante paisaje.


12. Marsella.

La ciudad portuaria de Marsella siempre ha tenido una reputación algo turbia. Pero ha evolucionado silenciosamente hasta convertirse en una de las ciudades más alternativas y animadas del sur de Francia. Marsella es un tesoro de coloridos grafitis, skate épico, gemas culturales y hermosas playas. Por supuesto, el clima casi siempre es agradable. Una de las mejores y más locas cosas que puedes hacer en Marsella es visitar el Château d’If. Este está situado en una pequeña isla, en donde se puede acceder fácilmente a la antigua prisión del Puerto Viejo de Marsella. El Château d’If es también la sede de El Conde de Montecristo.


13. Montgenèvre.

Omonchic

Paisaje alpino situado junto a la frontera italiana en el sureste de Francia. Montgenèvre es un lugar hermoso con mucho aire fresco para cualquier tipo de viajero. Además, tiene una versatilidad turística según la temporada en que estes ahi.  En verano, se puede caminar a lo largo de los senderos llenos de flores y visitar los parques. Pero en invierno cobra vida como un centro de talla intornacional de esquí.


14.  Lyon.

Lyon es secretamente uno de los mejores lugares de Francia para ir de fiesta. Es la segunda zona metropolitana en tamaño de Francia. Aunque te puede recordar un poco a París, tiene menos turistas. Si tu visita coincide con el Nuits Sonores anual (uno de los mejores festivales en el mundo),te encontrarás en un gran patio de recreo repleto de fanáticos de la música electrónica.


15. Aigues-Mortes.

En la costa sur de Francia, a las afueras de Montpellier, se encuentra Aigues-Mortes. Una ciudad histórica. Se especula que tiene más de 2000 antigüedad. También puede caminar a lo largo de las históricas murallas de la ciudad. Ademas, dicen los que lo han hecho, que debes probar las hamburguesas en Le Petit London. Luego puedes entrar en el gran Parque Nacional de la Camarga, hogar de flamencos salvajes y salinas rosadas.Pero debes terminar la visita con un chapuzón en el Mediterráneo en la playa de Espiguette. Todo esto, mientras observas una maravillosa puesta de sol.

join.booking.com

16.Chantilly.

Chantilly se encuentra en las afueras de París. Definitivamente un destino obligado si ya te encuentras en la ciudad luz. Puedes pasear por los hermosos jardines de Le Potager des Princes y visitar el Chateau de Chantilly antes de regresar al bullicio de París. El tren te llevará desde el centro de París en un corto tiempo de 30 minutos.


17. Nimes.

Se encuentra a veinticinco minutos de la costa. Actualmente, Nimes es el lugar ideal para asimilar el sur de Francia a un bajo costo. Además es una antigua ciudad romana que tiene muchas atracciones tanto hermosas como históricas. Como lo es la Maison Carrée, uno de los pocos templos romanos que quedan en el mundo. Se puede también visitar el anfiteatro romano, y caminar hacia el famoso puente de obras hidráulicas de Pont du Gard. También puedes ir a Creperie Le Frenchy  y disfrutar de deliciosos crepas estilo casero.

Para mayor información sobre destinos en Francia (sitio oficial): CLIC AQUÍ

Leer más