Enviar dinero desde el extranjero es una necesidad de todos los Expatriados. Ya sea por que algún familiar lo necesita o por compromisos previos en nuestro país de origen. Pareciera a veces que las altas comisiones hacen que comprar un pasaje ida y vuelta, sea más cómodo que hacer la transferencia.

Con esta preocupación, en Mundo en Latino decidimos mostrarte cuales son las mejores alternativas para enviar dinero desde el extranjero de la forma más cómoda posible.

1. La selección del proveedor correcto.

siempre es posible comparar opciones antes de hacer una transferencia de dinero. Como regla general, descubrirás que te podrías ahorrar dinero por el monto de la transferencia (a mayor cantidad menor precio).

Por lo tanto, debes seleccionar uno o dos proveedores para tus necesidades de transferencia y usarlos con regularidad. Finalmente no se trata de ahorrar centavos en cada transacción, sino de reducir significativamente las tarifas totales al final del año.

Para determinar cuál es el proveedor adecuado para tus transferencias debes considerar los siguientes factores:

  • Tipo de depósito: efectivo, en línea, tarjeta de crédito, cuenta bancaria, PayPal
  • Tipo de pago: efectivo, cuenta bancaria, tarjeta de crédito
  • Moneda y país: cuanto más exótica sea la moneda, menores serán las opciones
  • Duración: de tiempo real a una semana
  • Comodidad: desde un clic en la aplicación para hacer cola en una sucursal
  • Tarifas: costos de transacción fijos y flexibles, tipos de cambio
  • Negocios o privados: esto también influye en los costos de transferencia

Si comparas las opciones, ten en cuenta siempre la cantidad que debe llegar al destinatario, no las tarifas que se muestran. De este modo tendrás en cuenta todas las tarifas, incluidas las pérdidas de cambio.

2. Primera opción: Transferencia bancaria.

Los requisitos que se piden en los bancos muchas veces los convierten en las alternativas  más costosas, ya sea en una transferencia presencial o a través de la banca en linea. Es un hecho que las transferencias bancarias en moneda extranjera cuestan tiempo, nervios y tarifas elevadas. Por otro lado, ninguna forma de pago es tan aceptada y generalizada como las transferencias tradicionales.

Algunos bancos cobran una tarifa fija por transferencia, otros una tarifa flexible. Para las transferencias en moneda extranjera, todavía existe la llamada comisión de corretaje, que se comunica de forma transparente o depende de la tasa de cambio actual del banco de tu preferencia.



3. Segunda opción: Servicios tradicionales de transferencia.

Los servicios de transferencia que han existido durante décadas, como Western Union o MoneyGram, permiten transferencias de efectivo en todo el mundo en cuestión de segundos. El dinero se puede depositar en alguna filial en casi todos los países del mundo. El destinatario puede recoger el efectivo con su identificación y un número de transferencia. Sin embargo, se requiere una cuenta verificada para esto. Después de abrir la cuenta, se debe pagar el dinero, lo que demora entre 1 y 2 días.

La gran ventaja de estos servicios de transferencia es que puede enviar efectivo en todo el mundo en tiempo real con casi total seguridad. Puede rastrear el estado de su envío en línea. Por supuesto, existen líderes del mercado en este tipo de servicio: Western Union y Moneygram. Una buena alternativa (al menos para algunos países) son los servicios World Remit y Azimo.

Los honorarios por pagar en línea el monto que se enviará son significativamente más baratos, pero los servicios de transferencia solo valen la pena en grandes cantidades o en emergencias absolutas.

4. Tercera opción: Servicios de transferencia de dinero en línea.

Los servicios de transferencia puramente en línea son baratos, rápidos y fáciles de usar. Sin embargo, el alcance de los servicios y la cobertura geográfica están muy por detrás de los servicios de transferencia tradicionales o bancos.

En los últimos años, algunos servicios de transferencia han surgido. Abrir una cuenta es fácil y rápido. Después de la verificación en línea, puede depositar dinero mediante transferencia bancaria, tarjeta de crédito o PayPal y enviar dinero en las monedas ofrecidas. El destinatario recibe el monto en su cuenta o, a veces, puede retirarlo en efectivo en una sucursal asociada.


Con TransferWise, el dinero no cambia los países, solo los propietarios, gracias a un sistema de igual a igual. TransferWise buscará que otro usuario transfiera la misma cantidad en la dirección opuesta. La desventaja es que, hasta ahora, solo las monedas más importantes están cubiertas en relativamente pocos países.

Con CurrencyFair, el proceso es similar a TransferWise, excepto que los tipos de cambio son establecidos por los usuarios.

Otra opción es la aplicación Revolut, que le permite enviar dinero a otros usuarios de la aplicación, a través de un número de teléfono móvil o correo electrónico. Si el destinatario no utiliza Revolut, se le invitará a instalar la aplicación, o puede retirar el importe a una cuenta bancaria de su elección, que estará sujeto a tarifas de cobranza según el banco. El dinero recibido se puede emitir con tarjeta de crédito, retirado o reenviado.

5. Cuarta opción: Transferencia en línea con PayPal.

PayPal también es un servicio de transferencia en línea típico, que tiene un alto nivel de aceptación y disponibilidad. PayPal puede cobrar tarifas muy altas, que con suerte cambiarán pronto con los nuevos servicios de transferencia en línea.

Las tarifas varían según el país, la moneda y si tiene una cuenta privada o una cuenta de comerciante. También depende de si tiene fondos en su cuenta de PayPal o si carga su tarjeta de crédito o cuenta bancaria durante la transacción.

Cada transacción tendrá una tarifa fija de 30 centavos y una tasa variable del 3-4%. Para pagos en otras monedas, hay un cargo de tasa de cambio de 2.5-4%. En los términos y condiciones de PayPal, encontrará la lista detallada de costos.

6. Quinta opción: Kryptocurrencies como el Bitcoin.

dinero

Las monedas digitales como Bitcoin son de igual a igual e independientes de los bancos, y no están sujetas a las agencias reguladoras. Registrar, comprar y vender bitcoins es fácil y solo lleva unos minutos enviarlo. Además, no se intercambian datos confidenciales entre el emisor y el receptor. Y el día de hoy su precio está por los cielos, por lo que no es una opción de inicio barata.

Desafortunadamente, todo esto aún no está bien definido, porque hasta ahora la aceptación de las monedas digitales todavía es insignificante. Actualmente, los bitcoins son apenas prácticos, lo que resulta en un curso altamente volátil.

Sin embargo, las monedas digitales son una gran opción para la transferencia global de dinero. Debido a que no es necesario convertir ninguna moneda, no hay tarifas para las transferencias, a excepción de los bajos costos de transacción. Las “tarifas del mercado” son menos del 1%.

Leer más