Los países comúnmente llamados de Europa Central son muy diferentes entre si. Mientras que en Alemania, Austria y Suiza, por ejemplo, prevalecen condiciones similares, uno puede sentir en el interior de Eslovaquia un retroceso de un siglo. Pero en una aventura como esta, un mochilero siempre esta como pez en el agua.

Esta es la segunda  parte (Parte 1) de tres artículos que tienen la intención de darte un panorama muy digerido pero actualizado de algunas de las cosas a considerar previo y durante tu viaje al viejo continente, lo hemos dividido por tres zonas esperando poderte ofrecer una clara idea que puedas tener siempre a la mano.

1. Infraestructura

En la mayoría de los países de Europa Central, viajar no es complicado. Alemania, Austria y Suiza son conocidas por su ejemplar tráfico ferroviario. Pero también las líneas de autobuses regionales en Austria y Suiza forman una red estrecha. En Eslovenia, el autobús es preferible al tren, que a menudo transita por el país muy lentamente. En Eslovaquia, las ciudades más grandes están conectadas por autobús. La República Checa, por otro lado, tiene junto con Suiza la red ferroviaria más lenta y densa del mundo.


2. Alojamiento en Europa Central.

En Alemania, Austria y Suiza encontrarás desde cabañas de montaña, pensiones hasta hoteles de lujo. También se encuentran hostales y albergues juveniles. La situación es similar en Eslovenia, pero los alojamientos suelen ser un poco más baratos en esta parte de Europa Central. En la República Checa todavía puedes encontrar muchas habitaciones privadas que son muy baratas. En Polonia, los campistas encuentran una basta red de lugares. Los albergues suelen estar limitados a las ciudades más grandes. Las pensiones dominan en Eslovaquia.



Booking.com


3. Precios.

Los precios más altos se encontrarán en Suiza y Liechtenstein, lo que no siempre facilita las cosas para los viajeros. En promedio, el costo de los alimentos es de 20 a 30 por ciento más alto que en Alemania.

Austria y Alemania son relativamente similares en términos de alimentos, alojamiento y gastos de viaje. En Eslovenia, Eslovaquia, Polonia y la República Checa son mucho más baratos. Solo en los países de la UE Alemania, Austria, Eslovenia y Eslovaquia puedes pagar con el Euro. Para Suiza, se debe cambiar el dinero en Francos, para la República Checa en Coronas Checas y para Polonia en Zloty.


4. Idioma.

En Alemania, Austria, Suiza y Liechtenstein, se habla alemán, además de que encontrarás gente que entiende inglés en casi todas partes. Por la parte italiana o francesa de Suiza, el inglés se puede utilizar como puente, si no se conoce el idioma predominante. En Eslovenia, es similar a Polonia, ya que las generaciones medias y más jóvenes hablan principalmente inglés como lengua extranjera, mientras que las personas mayores a veces hablan alemán. Esto es especialmente notorio en la costa del Mar Báltico. En la República Checa, además del inglés, el ruso es muy utilizado también.


5. Internet.

Contrario a todas las expectativas, Wi-Fi gratis es más fácil de conseguir en el este que en el oeste. El acceso gratuito a Internet es una práctica común casi en todas partes en Polonia, Eslovaquia y Eslovenia. Además está muy extendido en la República Checa, aunque no siempre es gratis. En Alemania, el servicio no es tan asequible gratuitamente, y uno debe pagar en Austria a menudo por el servicio donde esté disponible. Esto también sucede en Suiza y Liechtenstein.


6. Clima y mejor tiempo de viaje.

Europa Central

Para Europa Central, los meses de Mayo a Septiembre son considerados los mejores meses de viaje. Aunque siempre se pueden tener en cuenta las temporadas de invierno en los países alpinos. El paisaje nevado y los mercados de Navidad tienen su encanto. Dependiendo de la ubicación, hacia la costa o las montañas, los inviernos pueden ser muy nevados.


7. Enlaces relevantes.

Leer más



COMENTARIOS