Se asume que al visitar un lugar, parte del turismo se enfoca a probar los platos típicos del lugar al que llegamos. En Europa, dichas exquisiteces podrían realmente sorprendernos, sobre todo si no sabemos cuáles son los ingredientes. A pesar de que se puede considerar un manjar por los locales, muchas veces el hecho de conocer dichos ingredientes, podría hacer salir a cualquiera de la mesa de un salto. Pero sin duda, parte de la aventura de disfrutar y conocer nuevas culturas reside en poder decir ¡Estuve ahí, vi eso y comí de eso también!

Por ello aquí en Europa en Latino te presentamos los platos más extraños que puedas encontrarte en tus viajes por Europa.

Si quieres saber más curiosidades el viejo continente, te recomendamos leer el siguiente artículo: 14 Datos y Curiosidades Europeas.

Buen provecho…

1. Casu marzu, Italia.

Casu marzu, Italia.
By Shardan

Esta es una delicia de queso típico de la isla italiana de Cerdeña el cual esta infestado por larvas vivas de moscas, las cuales se introducen deliberadamente, y que al final del proceso se obtiene un queso considerado tradicional para este sector de Italia, pero prohibido en el resto de la Unión Europea.


2. Nóżki w galareci, Polonia.

Nóżki w galareci, Polonia.
By Silar
Literalmente, gelatina con pata de vaca o puerco. Con singular orgullo en Polonia preparan esta popular gelatina, hecha de grasa animal y que permite retener el calor del cuerpo, volviéndose un plato tradicional, y que no solo se hace de las patas sino también de las orejas del animal.


3. Percebes, España.

Percebes, España.

Son crustáceos adheridos a las rocas en el mar, son muy cotizados y su valor puede llegar a ser superior a los 100.00 Euros por porción ya que su hábitat es en acantilados de difícil acceso en la zona de Galicia. Su sabor es difícil de explicar aunque las personas que no los favorecen dicen que saben cómo chupar una roca con agua de mar.




4. Lutefisk, Suecia.

Lutefisk, Suecia.
By Jonathunder
Este es un platillo que podríamos encontrar mayormente en los países nórdicos, el pescado se macera con sosa caustica, adquiriendo después de un tiempo una textura gelatinosa, pero con un sabor realmente exquisito.

5. Andouillette, Francia.

Andouillette, Francia.
By Muesse
Esta salchicha frita de apariencia externa “normal” tiene una sorpresa en su interior, y es que esta rellena de intestino picado de cerdo. Se puede comer fría o caliente y el olor (para los que no han adquirido el gusto por ella) puede ser no muy placentero.


6. Veriohukainen, Finlandia.

Veriohukainen, Finlandia.
By Lapplänning
¿Qué tal un panqueque de sangre para iniciar el día?, este platillo regularmente hecho de sangre batida, harina de centeno, cebolla y mantequilla. Tienen un sabor penetrante, y se consumen no solo en Finlandia, sino en otras partes del norte de Europa. Suelen acompañarse de manzana. Verduras y hasta tocino frito.



7. Kæstur hákarl, Islandia.

Kæstur hákarl, Islandia
By Audrey from Seattle, USA
Carne de tiburón curada. Esta carne cuando fresca es altamente tóxica para el ser humano, debido a las grandes cantidades de urea. Por tal razón es curada durante 12 semanas. Esto ayuda a hacerla “comestible”.

El olor que despide a amoniaco incluso después de su elaboración es tan fuerte que durante esta se entierra en zonas alejadas de la población.


8. Smalahove, Noruega.

Smalahove, Noruega
By Schneelocke
A simple vista, este platillo puede ser la pesadilla de cualquier vegano, ya que pareciera salido de una película de horror; pero en realidad es un platillo “navideño” de la zona oeste de Noruega. Lo extremo de este platillo no es tanto su sabor; ya que en el prevalece el sabor al cordero con el que se hace, y es bastante placentero. Pero la estética del platillo que se sirve es terrible; ya que muestra la cabeza del animal completa, o  parte de ella. Generalmente es servido con una guarnición de patatas o puré de patatas.

Leer más