Europa es una continente reconocido por su modernidad y su apertura; sin embargo, eso no lo exime de tener leyes para cosas prohibidas, que nos puedan sonar un tanto arcaicas, y hasta exageradas. Un viajero siempre debe estar preparado, y tratar de conocer de antemano; al menos de manera somera, las leyes que pudieran aplicarle durante su viaje.

Este artículo intentara darte algunas ideas de esas cosas prohibidas y de cómo podrían afectarte.

1. Hacer ruido el domingo, Alemania y Suiza

Esto para nosotros los latinos puede sonar exagerado, pero no es solo cuestión de civilidad sino de derecho. Los domingos, días festivos, e inclusive durante la semana a ciertas horas, está prohibido realizar actividades “ruidosas”. Esta actividades incluyen trabajar con herramientas, como taladros y sierras o podar el pasto. A esto le debes sumar no escuchar música con mucho volumen. En algunos lugares no puedes vaciar el retrete después de ciertas horas.

Si no obedeces, es probable que sean tus mismos vecinos los que den aviso a la policía, que sin tardanza, llegará a multarte, o inclusive llevarte ante el juez. Existen incluso abogados especialistas en el área.


2. Besarse en los trenes y sus estaciones, Francia e Inglaterra.

Aunque en realidad no es una ley; no es poco común encontrar en las estaciones del tren de Francia, señalizaciones que prohíben besarse en ellas, e inclusive existen áreas designadas para ello.

Si aun así decides demostrar tu afecto, no te sorprenda si algún empleado del sistema de transporte, o algún ciudadano (con mucho tiempo libre) te llaman la atención; ya que en realidad no existe una penalización por ello.


3. Alimentar a las palomas, Italia y Austria.

Aunque en algunos lugares de dichos países aún está permitido interactuar con estas aves; plazas de gran afluencia turística como San Marcos en Venecia, y en toda Viena, queda estrictamente prohibido alimentarlas.

La pena por hacer caso omiso de esto es generalmente verbal, pero también existe la posibilidad de una sanción económica, lacual puede alcanzar los 500.00 Euros. La razón para esto es proteger las fachadas de edificios, debido al daño que provocan las ácidas heces de estos pájaros.




4. Usar tacones altos, Grecia.

De entrada no entenderíamos porque alguien quisiera hacer un paseo por una ciudad como Atenas utilizando tacones. Sin embargo las autoridades no piensan lo mismo cuando alguien se presenta ataviada esas cosas prohibidas a las ruinas de la antigua Atenas. Ya que el tacón puede dañar el piso de lugares como la famosa Acrópolis.

La pena por esto, la posibilidad de hacer un incómodo recorrido sin calzado, o perderte de conocer algo tan importante en este país.


5. Pasearse en traje de baño fuera de la playa, España.

En ciudades como Barcelona y Palma de Mallorca; el gobierno ha decidido que más allá de las zonas de playa, uno está obligado a mostrar algo de pudor y por lo tanto están prohibidas mostrarse “las carnes”.

En un esfuerzo por limpiar la imagen de las ciudades, los gobiernos locales han impuesto esta reglamentación. Así que sin importar el calor y tú deseo por el bronceado perfecto al salir de la playa, deberás cubrirte por completo. No hacerlo puede acarrear multas que van desde los 120.00 a los 300.00 Euros si vas en traje de baño; o hasta 500.oo para los que salgan de playas nudistas a la calle con su traje de cumpleaños.


6. No traer identificación, Alemania, Bélgica, Holanda, Austria, Rusia, España, Chipre, Hungría y Ucrania.

Este es importante, ya que muchas veces como viajeros, por seguridad pensamos que es mejor dejar los documentos en una caja fuerte en el hotel u hostal, y llevar una fotocopia en el bolsillo. Bueno, pues en estos países es obligatorio traer el documento original. Si eres residente, tu identificación oficial será suficiente; pero si eres turista, deberás llevar a todos lados tu pasaporte original.

Existen revisiones aleatorias y es sabido que son a veces más frecuentes en zonas turísticas. El castigo puede ser desde una multa hasta que la policía vaya contigo hasta tu hotel a verificar que en realidad seas el poseedor de tal documento.

Las extrañezas no solo se pueden presentar en Europa; también en tu vuelo te puede tocar algún Pasajero de avión que no quieres encontrar.

Leer más



COMENTARIOS