Si estás viajando, sin duda hay una visita a alguno de los museos locales en tu programa. Desde museos de fama mundial como el Louvre hasta el museo local de un tranquilo pueblo pesquero español, una visita al museo es casi inseparable de las vacaciones. Pero no puedes negar que simpre será más llamativo si las exhibiciones salen de lo convencional.

Museo británico de la podadora en Inglaterra.

En la región inglesa de Lancashire se encuentra la ciudad costera de Southport, donde se encuentra el Museo Británico de podadoras. Este museo está completamente dedicado a la cortadora de césped. Desde el cortacésped de primera mano de 1830 hasta los eléctricos más modernos, el Museo del Cortacésped los tiene todos. Dos exposiciones que definitivamente debe visitar son las relacionadas con el noble deporte de cortar el césped y las “Cortadoras de césped de los ricos y famosos”, donde se exhiben cortadoras de césped y herramientas de jardín de reconocidas personalidades británicas.


Museo de la Belleza Duradera en Malasia.

Este museo da una idea de cómo diferentes culturas y diferentes tiempos han interpretado el concepto de belleza. Algunas de estas tradiciones de belleza suenan muy extrañas: atar pies, estirar los labios con discos redondos e incluso hacer cabezas ovaladas.


El Museo de la Carne enlatada en Minnesota – Museos de Estados Unidos

Hay muchos museos dedicados a un cierto tipo de comida, desde bananas hasta salchichas al curry, pero al menos son sabrosas. La carne enlatada, no es demasiado sabrosa y hoy en día se le conoce mas comumente como SPAM. En este museo aprenderás todo sobre la historia de la carne en conserva.

Booking.com

El Museo de Collares para Perro en Inglaterra.

Los perros han sido los mejores amigos del hombre durante siglos. En el castillo inglés de Leeds hay un museo donde estos son la atracción principal. En este lugar, más de cien collares en todas las formas y tamaños se exhiben. Algunos pueden llegar a tener hasta 500 años de antigüedad.


El Museo de las Relaciones Rotas en Croacia.

museos

Este museo tiene un tema muy extraño: relaciones rotas. Se muestran los objetos que tienen que ver con el rompimiento de una relación, y en donde se explica cómo se ejecutó la pieza. Por ejemplo, puedes encontrar hachas con las cuales los muebles del ex se cortaron en pedazos.


El Museo Nacional de Historia Funeraria en Texas – Estados Unidos.

La muerte es algo en lo que no nos gusta pensar, pero también algo a lo que todos tenemos que enfrentarnos. En el Museo Nacional de Historia Funeraria se presta atención a estas tradiciones. Desde los coloridos ataúdes ghaneses en forma de automóviles o animales, hasta los funerales de los presidentes estadounidenses.


Museo del Falo en Islandia.

Los penes se juntan naturalmente en este lugar, gracias a la idea de su fundador Sigurour Hjartarson. El Museo de Falología de Islandia, tiene una colección que data de 1974. El museo tiene una colección de 280 penes de 93 especies de animales. Una de las copias es incluso de un donante humano. El más grande es el miembro de 170 cm de largo de una ballena azul. El más pequeño, es el penibot de 2 mm de largo de un hámster. Cada año, el museo atrae a 11,000 visitantes.


El Museo del alambre de púas en Kansas – Estados Unidos.

Es quizás uno de los temas más aburridos para muchos, pero eso no detuvo a los fundadores de este raro lugar. Este museo está enteramente dedicado al alambre de púas. Muro tras muro lleno de ejemplos de diferentes tipos de alambre de púas. Más de 2.000 especies para ser precisos.


Museo de Parasitología en Japón.

Este es, sin duda, el museo más desagradable en la lista. El Museo Parsitológico en Tokio está dominado por parásitos. Aprenderás todo sobre tenias, garrapatas y otras criaturas desagradables. Desde el agua infectada por parásitos, hasta pulmones, cerebros y mucho más, en un lugar que en definitiva no es para aquellos con un estómago débil.


El Museo del Cabello en Turquía.

El Museo del Cabello en Avanos se encuentra en una cueva bajo una alfarería. Más de 16,000 copias de cabello de mujeres están adheridas a las paredes y al techo, cada una con una breve descripción. Definitivamente lúgubre y raro.

Otros enlaces de Interes:

Leer más