Pocos caminos tienen tanta historia como la legendaria Panamericana. Esta se extiende desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Para recorrer la ruta desde el principio hasta el final, hay atravesar todo el continente americano.

Al menos 100 días son los que se necesitan para recorrer la ruta. Existe quien lo hace entre6 a 12 meses, algunos incluso varios años. Existe también está la alternativa de dividir por etapas una aventura.

Ya sea en auto caravana, camioneta, motocicleta o bicicleta, un viaje por la Panamericana cambia la vida. Aquí están las secciones individuales del itinerario para que puedas decidir cómo deseas hacerlo.

Links relacionados:Mochilero en Latinoamérica: Una Guía

1. Iniciando la Ruta: Alaska y Canadá.

Prudhoe Bay es el pueblo en la costa norte de Alaska. Visto hoy por algunos como un punto de partida. En1945, cuando se abrió la carretera, Prudhoe Bay ya existía. De ahí se llega hasta Fairbanks, cerca del Polo Norte. El camino aquí se llama Richardson Highway, pero la vista  se ve disminuida por el oleoducto Alyeska. Todo este recorrido de más de 2300 kilómetros recorrerá Canadá y Alaska hasta conectarse con Estados Unidos.

El camino se conduce a través del hermoso territorio de Yukon. Alrededor del río Yukon, pueden de vez en cuando observarse familias de osos o manadas de búfalos. En el cielo se puede ver, en el momento adecuado del año, la aurora boreal.

Una vía común es sobre las carreteras de la Columbia Británica 97 y 99. De allí se puede llegar hasta Vancouver para cruzar el impresionante Puente de Lions Gate.Al llegar a la frontera, la ruta se une a la Interestatal 5 de los Estados Unidos en Blaine, Washington.

Ejemplo de la ruta “oficial”: CLIC AQUÍ


2. Estados Unidos.

La Panamericana tiene variantes diferentes en Estados Unidos. La Interestatal 5 de Blaine en la frontera con Canadá hacia el sur. Pero probablemente pueda considerarse como la más extendida. Conduce a través del estado de Washington, que se encuentra en el noroeste de los Estados Unidos.

Hacia el sur cruza la ciudad de Seattle, que es considerada el centro cultural del noroeste de los Estados Unidos. El siguiente estado que atraviesa la Interestatal 5 te llevará a Oregón; donde se pueden ver las principales ciudades de Portland, Salem y Eugene. En Oregón, se puede observar el Cráter Lake que es muy visitado.




En la ruta hacia el sur, llegamos a California, donde existen muchas plantaciones de cítricos y aguacates, y es probablemente el tramo más espectacular del viaje por carretera a través de los Estados Unidos. Después de visitar el Parque Nacional Yosemite, se puede seguir por la ruta 101 para pasar por San Francisco. Todo esto claro para poder aprovechar en cruzar el mundialmente famoso puente Golden Gate hacia el sur.

Desde allí, el camino conduce en dirección sur a lo largo de la costa del Pacífico. Finalmente, donde se llega a Los Ángeles. Aquí es mejor pasar unos días antes de regresar a la Interestatal 5 y continuar por la costa hacia San Diego. De allí ya no faltará nada para llegar a la frontera con México.

Si te desvías un poco hacia el este, en Arizona, el clima y el paisaje desértico prevalece. La atracción más famosa del estado es, por supuesto, el Gran Cañón, que sin embargo significa un desvío hacia el norte. La ruta Panamericana conduce desde Tucson por la I-19 hasta Nogales, y de allí, hasta la frontera con México.


3. La Interamericana en México

En realidad, la ruta de la Carretera Interamericana, como se la llama aquí, comienza en Nuevo Laredo, en la frontera con Texas, y se continúa por Carretera Federal 15, que conduce a la Ciudad de México. Pero si tu paso es por San Diego cruzarás a México por la ciudad de Tijuana. Primero, pasa por el estado de Sonora, que está dominado por el paisaje desértico. Aquí puedes admirar los cactus que crecen hasta 20 metros de altura.

El camino conduce al viajero a través de Hermosillo, la capital de la región, donde puedes detenerte en la localidad de Guaymas y nadar en el Golfo de California. Luego se cruza por el fértil valle del río Yaqui alrededor de Ciudad Obregón.

En Jalisco, la siguiente región en cruzar, uno debe visitar la pequeña ciudad de Tequila. Se continúa luego por la Federal 15 pasando por Guadalajara, la segunda ciudad más grande de México. El camino ahora se dirige hacia el este a través de la región rica en minerales de Guanajuato hasta que finalmente se llega a la ciudad de México. En esta increíble metrópolis se debe al menos uno detenerse a visitar el casco antiguo y el barrio de Xochimilco, con sus jardines flotantes.

El viaje hacia el sur tiene lugar en el Federal 190. Se ven impresionantes las regiones que se pasan en el camino a Guatemala. Aquí viven numerosos pueblos indígenas, algunos de los cuales son considerados descendientes de los pueblos aztecas y mayas originales. En la parte sur de México también hay numerosos sitios históricos de las civilizaciones avanzadas pasadas.

Links relacionados:México, Palenque a Bacalar Siguiendo La Ruta Maya.



Booking.com


4. Ruta en América Central.

Desde que pasamos el istmo de Tehuantepec en América Central. Aquí la Panamericana tiene una gran importancia turística, ya que muchos lugares se benefician de su cercanía a esta.

Viajarás a través de Guatemala, una tierra ubicada entre volcanes. Encontrarás pueblos mayas y ciudades coloniales. Los principales destinos turísticos: el impresionante sitio maya de Tikaly el lago Atitlán.

Podrás toparte con la Antigua Guatemala, la ciudad que fue la capital en la época colonial. Después de pasar por Ciudad de Guatemala, el camino continuará a la frontera del país vecino, El Salvador.

Este es el país más pequeño en la ruta es similar, con lagos y volcanes a lo largo del itinerario. La Panamericana conduce a través de las ciudades más grandes: Santa Ana y El Salvador. Además de San Miguel en el este. Después a Honduras.

La Panamericana lleva en Honduras solamente a través de una parte relativamente pequeña del país. Se destaca el Golfo de Fonseca, donde hay varias reservas naturales.

En Nicaragua, se sigue por la Panamericana hacia la ruta central por Estelí, luego, a Managua. Es recomendable desviarse al sur que atraviésala ciudad colonial de León y el lago de Managua.

Ahí, puedes dirigirte al sur sobre la estrecha franja de tierra entre la costa del Pacífico y el Lago de Nicaragua. Es posible viajar a la isla de Ometepe.

Sigue a Costa Rica. Aquí la visita obligada para los viajeros es hacia algún parque nacional. Por su biodiversidad, su café y sus volcanes.

Después a Panamá, el último país de América Central. La Panamericana se vuelve de cuatro carriles atravesando las ciudades de David y Santiago hasta llegar a la Ciudad de Panamá. Rumbo a la frontera con Colombia. Aquí para continuar el viaje en América del Sur, se tiene que tomar un ferry.





5. Panamericana en Colombia y Ecuador.

Panamericana

América del Sur en la carretera Panamericana inicia en la ciudad portuaria colombiana de Turbo.

Desde la costa del Caribe, la ruta conduce al suroeste, a través de las ciudades de Medellín y Cali, pero también a través de la hermosa naturaleza del país, que se caracteriza aquí en el interior por maravillosas colinas verdes y valles. En general, Colombia es un país por el cual uno debe tomarse el tiempo para descubrir las diferentes culturas.

La Panamericana, que aquí coincide en gran parte con la ruta colombiana 25, conduce desde Cali a través de Popayán y Pasto hasta la frontera ecuatoriana en Ipiales.

Aunque Ecuador es mucho más pequeño que Colombia, ofrece mucha variedad en el paisaje. La ruta Panamericana corresponde inicialmente a la Carretera 35, conduce a través del alto valle de las cadenas montañosas. Pasa por lugares más grandes como Ibarra, Quito y Rio bamba. Cerca de Quito, hay una vista especial; un reloj de sol, ubicado en la línea del ecuador

Poco después de Riobamba el camino se divide. Desde aquí son posibles dos variantes de Panamericana; una que continua a través de la Sierra, donde, entre otras cosas, se puede visitar la ciudad turística de Cuenca. Esta ruta es especialmente recomendada, ya que puede pasar la frontera cerca de Huaquillas y continuar en Perú directamente por la costa.


6. Cruzando Perú.

Geográficamente, Perú está dominado por los Andes. Estos atraviesan el país y se elevan en varios picos de más de 6000 metros. Los grupos indígenas, algunos de ellos descendientes de los incas, constituyen una gran parte de la población.

Por encima de todo, el lugar obligado a visitar es Machu Picchu aun cuando la visita a las ruinas requiere un pequeño desvío de la Panamericana saliendo de la montaña.

La Carretera Panamericana en el Perú atraviesa todo el país y conecta todas las ciudades a lo largo de la región costera. La ciudad más emocionante a lo largo de la ruta costera es, sin duda, la capital, Lima. Con sus 8 millones de habitantes, es el centro de la economía y la cultura. Al sur la región costera está escasamente poblada. Se dice que esto ocurre porque el clima no es agradable allí.

Finalmente a lo largo de la costa se extiende el desierto de Atacama, una de las regiones más secas del planeta. En el medio del desierto también se encuentra el cruce fronterizo en el penúltimo país de la ruta Panamericana, Chile.

Links relacionados:Lo más Destacado de Perú: 10 de las Mejores Atracciones en el País Inca.



Booking.com


7. Vinos, playa y altura en Chile.




La Panamericana, corresponde en Chile primero a la “Ruta 5”, que conduce de norte a sur a través del país. Esta ruta es más desafiante de lo que parece; ya que el país tiene en promedio solo 180 km de ancho, pero de norte a sur tiene una longitud de 4275 km. Difícilmente puedes equivocarte, simplemente mantente al oeste de los Andes; cuya impresionante vista te acompañará todo el viaje. El punto más alto de Chile es el Volcán Ojos del Salado. A una altitud de casi 6900 metros, también es el volcán más alto del mundo.

En la región de Antofagasta puedes encontrarte con el Valle de la Luna, que es famoso y popular entre los visitantes por sus espectaculares puestas de sol. Más al sur, en la región de Coquimbo, a veces hay playas muy largas en la costa del Pacífico, donde se puede hacer Surf. Además, los paisajes desérticos son un poco menos frecuentes en el norte. Finalmente, en la región de Valparaíso, las grandes áreas vitícolas dominan el paisaje.

Llegando a Viña del Mar finalmente nos topamos con la ciudad turística más importante de Chile. Un poco más al sur, se cruza aproximadamente la mitad del país, y luego se llega a Santiago de Chile, la capital con más de 5 millones de habitantes.

Al sur de Santiago es posible continuar la “Ruta 5”.De esta manera no se puede llegar a Tierra del Fuego, la parte más meridional de Sudamérica y el destino final del viaje a través de la carretera Panamericana. Por lo tanto, tomaremos la “Ruta 60”, que se bifurca al norte de Santiago y conduce a través de la cadena andina hacia la Argentina.

Links relacionados:La Incomparable Belleza de América del Sur


7. El final del camino en Argentina.

La Ruta 60 chilena llega a Argentina por la Ruta Nacional 7 a Buenos Aires. El camino se extiende por varias regiones de Argentina. Las principales ciudades a lo largo incluyen Mendoza, y San Luis. Más al este, en la provincia de Córdoba, se vuelve un poco accidentado.

Cuando finalmente se llega a Buenos Aires, el continente sudamericano ha sido cruzado de oeste a este y has llegado al Océano Atlántico.

Aquí, la carretera Panamericana termina en rutas no oficiales. La Ruta Nacional 3 para los que quieren llegar hasta la costa atlántica. En costa encontrarás varios puntos de acceso para la observación de ballenas.

Continúa hacia el sur a través de las pampas, hacia la Patagonia. El paisaje se convierte en Mesetas, en la región de Santa Cruz.

El último lugar importante en el continente argentino es Río Gallegos. Un poco más al sur cruzarás el estrecho de Magallanes. Aquí se separa Tierra del Fuego del continente sudamericano.

Como no hay puente sobre este estrecho, se debe cruzar en ferry desde Punta Delgada. Bienvenido a Tierra del Fuego una de las regiones más remotas del mundo.

De regreso en el territorio argentino, se continúa por la Ruta 3 a lo largo de la costa atlántica, a través de Río Grande; la ciudad más grande de Tierra del Fuego con al menos 50,000 habitantes. Desdé aquí, ya no es nada a Ushuaia, la ciudad más austral del mundo y el final de la Panamericana.

El recorrido de casi 48 000 Km es una experiencia inolvidable. Por supuesto, ningún artículo, ni fotografía, podrán describir lo que es en realidad.

Nuestra última recomendación es: Estando en Argentina, para seguir disfrutando de la carretera: regresa por la Ruta 40.

Links relacionados:La Ruta 40 Una Aventura de 5000 Kilómetros en Argentina.

Leer más